top of page

MOMPreneur: El arte de hacer empresa mientras se es madre

¡El mundo de los negocios tiene una nueva heroína: la #MOMPreneur! En este nuevo artículo, MOMPreneur: El arte de hacer empresa mientras se es madre, queremos reconocer el increíble trabajo que hacen las madres emprendedoras, además en esta entrada dejamos algunos consejos valiosos para iniciar tu propio negocio. Si eres una mamá con aspiraciones empresariales, no te pierdas este post. #MOMpreneur #emprendimiento  #negocios  #madresemprendedoras  #liderazgo  #inspiración  #éxito  #motivación  #familia  #trabajo  #equilibrio  #oportunidades 



Emprender en paralelo a la crianza de los hijos, se convirtió en una tendencia innegable, muchas vloggers, influencers, creadoras de contenido, se están convirtiendo en madres y así mismo están llevando su carrera y su éxito al ritmo en el que crecen sus hijos. 

Esta forma de emprendimiento ha permeado a otras madres no tan digitales, y les ha impulsado empezar sus ideas de negocio sin importar la edad de los hijos. 

En este mes de las madres, queremos hacer un reconocimiento a todas ellas. Empecemos por dejar las normas de la definición de este concepto claras; ser madre es un trabajo de tiempo completo. Ser emprendedor es un trabajo de tiempo completo. Ser Mompreneur es una hazaña .

Ser una madre emprendedora implica una gran responsabilidad, ya que no solo se trata de mantener a su propia familia, sino también a la familia laboral. Las empleadas y sus familias forman parte de su comunidad y es su deber garantizar su bienestar y seguridad. "Como madre emprendedora, se es consciente de la importancia de tener una plantilla familiar en constante crecimiento, lo que nos impulsa a estar siempre en nuestro mejor desempeño, no solo por nosotros mismos, sino también por aquellos que dependen de nosotros."

En este artículo queremos compartir un Top 5 de acciones que pueden inspirar a aquellas madres que aún no se atreven a cumplir su sueño de emprender negocio. 


  • Reconoce tu fuerza: Las mujeres tienen una fuerza interior increíble, y cuando te conviertes en madre, esa fuerza se vuelve aún más poderosa. Utiliza esa fuerza a tu favor, porque es tu ventaja competitiva.

  • Tómate tiempo para ti: Aunque parece imposible, debes planificar tiempo para ti misma. El cuidado personal es importante y tu capacidad para funcionar en ambos roles depende de ello. Se estratégica con tu tiempo y encuentra formas en que tu tiempo puede trabajar para ti.

  • No siempre puedes evitar la culpa: La culpa es una emoción común en las mamás empresarias. Aprende a controlarla antes de que te controle a ti. No puedes hacer todo a la vez, así que darte permiso para no ser una supermujer todo el tiempo. Encuentra tu equilibrio ideal entre el trabajo y la vida y la culpa comenzará a desaparecer.

  • Busca ejemplos fuertes: Si no tienes una madre empresaria en tu familia, busca otros ejemplos inspiradores. Hay muchas historias increíbles de mamás que equilibran el trabajo y la vida familiar. Encuentra a tus referentes y deja que te inspiren.

  • Rodéate de un equipo de apoyo: Ser una mamá emprendedora puede ser una tarea solitaria y abrumadora, pero no tiene que ser así. Rodéate de un equipo de apoyo que te ayude a hacer malabarismos con todas las responsabilidades que tienes. Esto puede incluir a familiares, amigos, colegas de negocios, empleados y mentores.


Delegar tareas a otros puede ser difícil, especialmente si eres alguien que está acostumbrado a hacerlo todo por sí mismo. Pero confiar en los demás para que te ayuden no solo te quita algo de presión, sino que también te permite concentrarte en lo que eres bueno y en lo que te importa.

También es importante tener mentores y amigos en los que puedas confiar para obtener apoyo emocional y motivación. Los mentores pueden ofrecerte orientación y consejos sobre cómo hacer crecer tu negocio, mientras que los amigos pueden ser un gran apoyo emocional cuando necesitas desahogarte o simplemente compartir tus éxitos y alegrías.

Ser una mamá emprendedora puede ser una tarea desafiante, pero no imposible. Reconoce tu fuerza interior, tómate tiempo para ti, aprende a manejar la culpa, busca ejemplos inspiradores y rodéate de un equipo de apoyo. Con determinación, pasión y apoyo, puedes hacer crecer tu negocio y criar a tus hijos al mismo tiempo.

Comments


bottom of page